Ruleta Francesa – Muy Divertida para Toda la Familia

La ruleta francesa se ha convertido en uno de los juegos de azar más populares alrededor del mundo. Su atractivo reto de dominar al azar a través de una pequeña esfera blanca que da vueltas sobre una rueda numerada, ha despertado una fascinación que ha persistido a través de los siglos. Por ello, en esta ocasión hablaremos acerca de la ruleta casino, y en especial de la francesa, y sobre ella giran los temas de este artículo.

Así, conoceremos algunas ideas acerca del origen y evolución de la ruleta, de los elementos que le dan vida y sus principales reglas para comenzar a disfrutar de la ruleta francesa. Conozcamos más sobre este emocionante juego de azar y pasión.

Historia de la ruleta

Aunque no se hayan encontrado registros que lo atestigüen, hay quienes afirman que tiene una historia que proviene de la Antigüedad. Sin embargo, no será sino en la alta edad Media cuando se encuentre el uso extendido de la ruleta como juego de azar. Ha sido tan significativa la presencia de este juego en la vida cotidiana que se habla hasta de la posibilidad de que el filósofo y matemático Blaise Pascal en el siglo XVII llegara a diseñar una ruleta y a redactar algunas reglas básicas del juego. Tendrá que llegar el siglo XIX cuando logre perfeccionarse este juego, con la inclusión del número cero y luego del doble cero, para incrementar la ganancia de los casinos. Estos cambios lograron las famosas ruletas que hoy son la diversión principal de todos los grandes casinos del mundo.

el mejor tipo

Partes que componen una ruleta

Para un juego tradicional no son necesarios sino tres elementos: el cilindro, el tapete o paño, y la bola. El cilindro es el dispositivo circular que gira sobre sí mismo y sobre el cual se distribuyen los 36 números de manera tal que las probabilidades de acierto sean más equitativas. Sobre la mesa se extiende el paño o tapete donde se indica la apuesta, y allí se muestran los 36 números. La bola, por su parte, es una esfera de dos centímetros de diámetro comúnmente de color blanco, elaborada con teflón, que se hace rodar sobre el cilindro. Es usual que estos elementos sean manipulados por crupieres, o personal que se encarga de hacer girar el mecanismo, soltar la bola, recoger las apuestas y hacer los pagos.

Tipos de ruleta: americana y francesa

No son muy profundas las diferencias entre los diferentes tipos de juego de ruletas. Las dos principales, la francesa y la americana, se distinguen porque la americana dispone de doble cero y un diseño distinto de tapete. La francesa, en cambio, posee un solo cero y la regla de La Partage, que brinda mayores posibilidades de ganancias a los jugadores. Por estas razones la francesa se ha convertido en el tipo de juego más popular.

¿Cómo jugar la ruleta francesa?

Aunque pareciera que en este juego todo lo domina la suerte y el azar, siempre es posible encontrar algún método para que la ganancia esté de nuestro lado. Se pueden realizar apuestas sencillas o múltiples y las internas y externas. Todo dependerá del nivel de precisión que deseemos acertar. Por ejemplo, podemos indicar apuestas solo a color, a par o impar o a grupos de números, entre otras opciones. Existen varios métodos que señalan la idea de buscar una frecuencia de color o número e ir alternando las apuestas en función del juego. Sin embargo, más allá de métodos o trucos, el mejor consejo para acertar en la francesa es el de la tranquilidad y la concentración para que la suerte no nos abandone. Así, con la ruleta francesa puede que logremos encontrar nuestra deseada suerte.