Ruleta Americana

A diferencia de su contraparte inglesa, la ruleta americana está hecha para los valientes y para los jugadores más experimentados. Ganar una apuesta con este juego puede significar llevarse un premio gordo a casa, al mejor estilo de Las Vegas.

Lo que hace a la ruleta americana un hueso duro de roer, es que en este caso se añaden 38 números a la mesa, es decir 36 números más dos ceros (00), lo que aumenta las probabilidades de ganancia a la casa en más del 5%.

El objetivo de este juego es simple: el participante debe adivinar en qué casilla terminará la bola, si lo logra, se lleva una suma de acuerdo a su tipo de apuesta, y si pierde, el dinero del jugador se queda en el casino.

Aunque la versión americana mantiene su sencilla jugabilidad, incluye algunas dificultades como menor oportunidad estadística de ganar, así como un orden aleatorio en los números de la rueda. Es decir, que un ganador de la ruleta americana debe ser intuitivo, observador y por encima de todo, paciente.

con madera

Apuestas básicas de la ruleta americana

Como cualquier otro juego de rueda, la ruleta americana tiene dos secciones: una exterior y una interior. En las interiores se encuentran los números en sus respectivas casillas, y en las del exterior encuentras una combinación de colores (blanco y negro).

Saber en cuál sección vas a jugar ruleta online es necesario para apostar adecuadamente, pues las apuestas interiores y las exteriores varían en ganancia y rango de probabilidad.

Apuestas exteriores

  1. Column: aquí apuestas a cualquiera de las tres columnas, es decir, eliges 12 números que forman parte de las líneas horizontales esperando que la bola se detenga en uno de ellos. Si logras adivinar correctamente, tu ganancia sería de 2:1.
  2. Dozen: haces una apuesta de 12 números, puedes empezar a elegir desde la primera docena hasta la tercera. En esta apuesta, la ruleta americana arroja un buen margen de ganancia del 31,57%. Si logras acertar, te llevas una suma 2:1.
  3. Red/Black: quizás una de las fáciles (47,3% de probabilidad) y por ello tiene una ganancia de 1:1. Consiste en apostar a que la bola terminará en cualquiera de los números de las casillas rojas o negras. Este movimiento es recomendado para los más los novatos en la ruleta americana, o para aquellos que se unen al juego solo por diversión.

Apuestas interiores

  1. Straight up bet: en la ruleta americana rige la regla de “a mayor riesgo, mayor ganancia”. Esta apuesta es la reina de esta ruleta, pues aquí solo vas por un número ganador, con un margen de probabilidad de 2,63%. Al adivinar la casilla te recompensarán con una suma de 35:1.
  2. Split bet: elige solo dos números probables adyacentes. La bola se colocará entre ellos. Si consigues acertar, te llevarás una buena suma de 17:1. Este movimiento es recomendado para aquellos que juegan profesionalmente. Las probabilidades de ganar son de un 5,26%
  3. Street bet: como ves, en la ruleta americana las apuestas interiores son las más jugosas pero las más difíciles de alcanzar. En el street bet debes elegir tres números de una sola columna, aquí el balín va al final de la fila. La probabilidad es de 7,89%, la ganancia es de 11 a 1.

Estrategias que mejorarán tus oportunidades de ganar

Estrategia 666: ¿prefieres irte por lo seguro? este es un movimiento casi diabólico para los casinos, pero totalmente legal en la ruleta americana. La idea es apostar por casi todos los números del juego, destinando distintas sumas de dinero a cada apuesta para protegerte de pérdidas. Ten por seguro que ganarás unas cuantas rondas.

Estrategia Sector Verde: según algunos veteranos de la ruleta americana, apostar por los sectores verdes (casillas destinadas a la casa) aumenta las probabilidades de ganar. Esta creencia consiste en que supuestamente la posición de estas casillas cumple una función estratégica en beneficio del casino, y el jugador puede aprovecharlo.