News

Las voces de los jóvenes colombianos en París: Un mensaje positivo en la lucha frente al cambio climático.

Por: Jhoanna Cifuentes (Colombia). Equipo de comunicaciones de Red+Vos*

 

 

Algunos jóvenes colombianos participaron como ponentes durante la COY11 en París, compartiendo un mensaje de esperanza frente a la crisis climática con jóvenes de diferentes partes del mundo.

 

Los jóvenes de Colombia que lograron participar de la Conferencia Mundial de Jóvenes frente al Cambio Climático (COY11) que se llevó a cabo en el Parque de Exposiciones de Ville Pinte a las afueras de Paris, no solo estuvieron asistiendo a las actividades y charlas desarrolladas durante el evento, sino que también expusieron sus proyectos e ideas.

 

Es de destacar, que todos estos jóvenes hacen parte de una iniciativa denominada Movimiento Climático de Jóvenes Colombianos (MCJC) que se encuentra integrado por diversas ONGs, grupos, colectivos y personas que desde diversas profesiones, áreas y actividades se unen para trabajar por un objetivo en común: promover una mayor incidencia juvenil y un verdadero cambio en la sociedad que contribuya a responder de manera adecuada a los desafíos del cambio climático en Colombia.

 

 

Los primeros en exponer fueron Daniel Londoño (ingeniero ambiental), Camilo Trujillo (estudiante de ciencias políticas), Manuel Cardona (estudiante de derecho) y Laura Díaz (diseñadora gráfica), todos provenientes de la ciudad de Medellín e integrantes de la ONG Club Botánico Ambiental. Su intervención se desarrolló el primer día (26 de noviembre) y en un espacio de una hora, en representación del Movimiento Climático de Jóvenes Colombianos (MCJC) hablaron sobre el rol de la juventud, la posición de Colombia en las negociaciones de la COP21 y especialmente sobre el papel de los jóvenes colombianos en las estrategias de implementación con las que el Gobierno Nacional buscara cumplir los compromisos en términos de reducción de emisiones y adaptación que están contemplados en los INDCs de Colombia.

 

 

Otras de las participaciones de los jóvenes colombianos se llevaron a cabo en el segundo día (27 de noviembre). Al inicio de la jornada durante el "taller de involucramiento juvenil en agua y cambio climático" convocado por el Parlamento Mundial de jóvenes por el Agua, Xiomara Acevedo de Barranquilla hablo sobre la importancia de los ecosistemas acuáticos y de la estrecha relación entre el cambio climático y el agua, especialmente en términos de adaptación en regiones vulnerables como sucede con la mayoría de países de Latinoamérica. Posteriormente, compartió algunas iniciativas y proyectos juveniles que se desarrollan en Colombia como la escuela del agua “Mallorquín vive” que tiene lugar en el corregimiento La Playa (Barranquilla) y el proyecto Orinoco se Adapta (Orinoquía).

 

 

Por último, Jhoanna Cifuentes del municipio de Chía (Cundinamarca) expuso las principales actividades que la juventud colombiana ha realizado a lo largo del año para demostrar su interés y capacidad de aportar a la solución de las problemáticas asociadas al cambio climático en el país. En este espacio hablo sobre el trabajo desarrollado por el Movimiento Climático de Jóvenes Colombianos (MCJC) y las organizaciones que hacen parte de este gran movimiento, destacando entre otras a la Red Nacional de Jóvenes de Ambiente (RNJA), la Plataforma Colombiana frente al Cambio Climático, el Club Botánico Ambiental (CBA), Barranquilla+20, La Ciudad Verde, CLIC!, Red+Vos, Jóvenes Iberoamericanos, entre otras. También, compartió algunos de los resultados de los encuentros en los que han participado jóvenes colombianos como el Pacto Mundial de Jóvenes por el Clima realizado en Toulouse (Francia) y algunos realizados en la capital del país previos al Encuentro de las Américas frente al Cambio Climático, entre los que se destaca la Precumbre de niños, niñas y adolescentes frente al Cambio Climático y el Encuentro de Mujeres por la Justicia Climática.

 

 

Todos estos jóvenes llegaron a París con sueños y aspiraciones, pero también con el propósito claro de dejar un mensaje que permita que otros jóvenes del mundo se encuentren en el camino, dejen sus diferencias, sus temores y su negativismo a un lado, para unirse a una generación que cree que un cambio es posible y que la crisis climática, más allá de cubrirse de desolación debe tomarse como una oportunidad para demostrar que si nos unimos podemos lograr nuestra gran meta de un mejor futuro para todos.

 

 

*Miembro de la Agencia Joven Internacional de Noticias