News

Energías renovables para todos

Por: Giovanna Gini

 

 

El sector energético es el responsable de los dos tercios de las emisiones globales, es por ello que se necesita que se actúe urgentemente sobre él.  Pensar en países, ciudades o inclusive regiones con 100% de energía renovables pareciera irreal, pero esto realmente está pasando en diferentes partes del mundo. Islandia, por ejemplo, el primer país en usar energías renovables en sus sistemas de calefacción y sistema de transporte. Esta es una prueba que la transición hacia las energías renovables es posible como así también la mejor manera de reducir emisiones.

 

En un Side-Event la REANALLIANCE nos mostró los diferentes niveles (Islas, tierras rurales, ciudades y región)  y las técnicas de implementación de estas energías a través de caso de estudio alrededor del mundo. The Reanalliance es una red de organizaciones de cinco industrias renovables que están trabajan en el nivel global: International Solar Energy Society (ISES); el World Wind Energy Association (WWEA); el International Hydropower Association (IHA); el International Geothermal Association (IGA); and the World Bioenergy Association (WBA).

 

Rychar Taylor (IHA) presentó los avances en el nivel nacional, hacia foco en la energía hidroeléctrica. Él dijo que uno de los grandes problemas de este sector es el balance entre la producción y la demanda para que la energía no sea malgastada. El también introdujo a los participantes la tecnología innovadora de energía hidro-solar. Para hacerlo simple, esto es a través de paneles solares que están flotando en el agua. Estos “Floatovoltaics” comenzaron a ser usados en Brasil, China y Korea y demostraron tener una gran eficiencia y calidad. Uniendo el sol con el agua y el viento estamos abriendo una puerta a una nueva era de suficiencia energética, una que parece generar una relación “win-win” entre el planeta y los Estados. Un ejemplo de esto es Islandia, el primer país con 100% de electricidad, transporte y servicios de calefacción.

 

Marietta Sander ilustró el caso de las regiones del Este del África. Esta región está comprometida con la energía geotérmica. Particularmente pasises como Burundi, Camerún, República Democrática del Congo, Dbjibuti, Eritrea, Etiopia, Kenia, entre otros. Estos han trabajado juntos dado las similitudes geográficas y por qué ellos reconocieron que es la mejor manera de generar desarrollo.

 

Gustaf Landahl, representante de la ciudad de Stockholm, que es una de las ciudades ejemplo para la transición a energías limpias y renovables. Esta ciudad empezó esta transición en los 90, y ahora es reducir a cero sus emisiones para el 2040. Ellos reconocen que es crucial la colaboración de gobiernos locales con los nacionales.

 

Desde 1990 Suecia introdujo en su país la fórmula del impuesto al CO2, en 1990/1991 se redujo el impuesto al trabajo y se incrementó el impuesto a la energía. Al mismo tiempo, ellos introdujeron un gran objetivo de a la producción libre de uso energías fósil en industrias y casa. Hoy en día el país tiene baja dependencia de uso de energías a base de fósiles, necesitando solo un 10% para la electricidad, 20% para calefacción y 80% para el sector de transportes.

 

Gustaf concluyó diciendo “ que el trabajo local con las iniciativas locales han siempre ido mano a mano: el impuesto al carbón más las bajas emisiones produjeron una alta tasa de crecimiento en nuestra economía”.

 

Dave Renné, de ISES, presentó el ejemplo que usan 100% de energías renovables o que están en proceso de transición como las islas King, Flinders y Rottnes. La Isla King originalmente dependía del diesel, al día el 100% de sus energías provienen del sol y energías. Ellos empezaron la transición en 1998 con el primer campo de viento, para el 2004 ya habían construidos varios alrededor de la zona. Luego las islas Flinders han adoptado la misma estrategia.

 

El gran desafíos en las islas son los relacionados con la electrificación, adopción, mantenimiento e  instalación de tecnologías, eventos climáticos, financiamiento, etc. Dave puntualizó que la clave es el desplazamiento y la eliminación de la independencia del combustible diesel de las islas.

 

Stefan Gsängers, de la WWES, habló sobre la electrificación del sector rural. El presentó dos proyectos que se están llevando a cabo en Malí y en Senegal, donde a través del uso de la energía solar ellos traen electricidad a 30 villas para 42.600 personas sumando ambos países. El resaltó que los efectos positivos de la electrificación son tanto para los inversores como para los consumidores. El 50% de los inversores han generado beneficio sin la ayuda de financiamiento internacional o donaciones, es por ello que es crucial generar este tipo de inversiones.

 

También remarcó que el ciclo productivo del uso de la energía que comienza con el suministro de esta luego lleva al consumo y a la creación de trabajos que como resultado genera ingresos. Al existir un fuerte vínculo y el desarrollo socioeconómico la generación de energías combate a la pobreza.

 

De acuerdo a estos expertos, la descarbonización de la energías es esencial para lograr el objetivo lograr de mantener el aumento de la temperatura menor a los dos grados Celsius para prevenir la consecuencias devastadoras del cambio climático. Hoy las energías renovables son muchos baratos que antes, la barrera financiera cada vez es menor.

 

Un mundo con 100% hoy día ya se lo ve un poco más posible, solo necesitamos gente que crea en ello y lo vean como un modelo de desarrollo.

 

Youth Press Agency